Font: T. Temoche i A. Quer
Font: T. Temoche i A. Quer

Juanjo Megías, profesor de Lengua y Filosofía: “La felicidad es algo muy grande, ya que no es lo mismo sentirse satisfecho que ser feliz”

/
302 views

Juanjo es profesor de Filosofía y Lengua castellana en Bachillerato desde hace 38 años. Su inconfundible sonrisa y su manera peculiar de hablar hacen de él una persona muy interesante con la que siempre apetece conversar.  Lo primero que hace al encontrarnos es agradecernos que hayamos pensado en él para hacerle la entrevista. También destaca todos los años que lleva en este colegio viviendo experiencias transformadoras y aprendiendo de compañeros y alumnos. Pese a que no lo conocemos demasiado, nos resulta muy sencillo romper el hielo y formularle la primera pregunta.

Cuando eras joven, ¿te hacías tantas preguntas filosóficas como te haces hoy en día?

Siempre me he hecho muchas preguntas y me ha entusiasmado indagar en el lenguaje, porque cada palabra es portadora de un sentido distinto. Desde joven me ha gustado mucho conversar. Siempre he sido un gran amante de los debates que dan en la sobremesa; me gusta hablar y escuchar, darle vueltas a las cosas…

¿Cuándo empezaste a mostrar interés por la filosofía?

 Desde muy joven me gustaban mucho las letras, pero en aquel entonces la mayoría de mis compañeros estudiaban ciencias y me dejé llevar por ello. Finalmente, al ver que eso no era lo mío, decidí centrarme en las letras.

Desde los 14 – 15 años ya me empecé a interesar por las ideas de los filósofos. También me influyeron muchas personas, como mi profesor de filosofía o los que se dedicaban a las letras puras. Guardo un recuerdo muy especial de mi profesor de latín y griego. Es gracias a estos referentes  que me comenzó a apasionar la idea de enseñar algunas de las cosas que me gustaban y a la vez aprender de los alumnos.

¿Cómo ha sido la evolución de tu pensamiento sobre la vida?

Mi pensamiento ha evolucionado de manera que ahora soy menos egoísta; ahora veo las cosas de una forma más plural. La edad, aparte de las arrugas, me ha enseñado a ver el mundo de una manera más justa y equilibrada, y creo que he ido mejorando como persona.

Para ti, ¿cuál es el secreto para ser feliz?

Todos aspiramos ser felices en la vida, pero la felicidad es algo muy grande, ya que no es lo mismo sentirse satisfecho que estar feliz. Yo aspiro a ser feliz, a estar contento, y, de hecho, aquí, en este colegio, que es como mi segunda casa, tengo emociones muy bonitas. También las tengo cuando paso tiempo con mi familia o conmigo mismo. De todos modos, todavía no he llegado a la total felicidad, a un estado de tranquilidad absoluta.  Pero quiero que llegue el momento en el que me encuentre en paz pensando que colaboré en la sociedad, que he puesto mi granito de arena en este mundo.

¿Cuál es tu filósofo preferido?

El filósofo más importante y que me agrada desde siempre es Platón, ya que es el gran pensador occidental. Pero si me preguntas cuál es mi filósofo de cabecera te responderé que es Schelling. Él sostenía que las personas tienen distintas identidades y que se dividen en: cómo me veo, cómo me ves y cómo creo que me ven los demás. Este pensamiento, sin duda, modificó mi manera de concebir el mundo.

 Muchas gracias, Juanjo, por compartir con nosotras tus reflexiones.

Muchas gracias a vosotras, no solo porque habéis pensado en mí para esta entrevista sino por querer escuchar a alguien que ha vivido mucho tiempo.

Por: A. Quer y T. Temoche

El més recent